Soneto carmesí

Una odisea romántica te escribí, vaya delicado aroma de primavera empero yo tus asperas botas recibí, vejada,ultrajada de siniestra derecha hijo de cuarenta mil putas conocí; subnormal promedio que en la espera de una cretina que le aplaste así, fría mujer que no le quiera. del frío abrasador al frío galáctico: como ráfaga otra vez…